Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA
Ir a canal Instagram de CONAMA
Ir a suscripción de boletín de Conama


Evaluación de riesgos financieros climáticos y de la naturaleza. Coordina: ECOACSA (ST-6)
Martes, 22 de Noviembre de 2022 de 9:30 a 13:30 en la Sala Caracas-Bogotá

Presentación Programa Comité técnico Galería
 
 

Resumen

En el contexto global, el riesgo considerable que el cambio climático representa para la economía está bastante asentado en las agendas políticas y empresariales. Pero, ¿qué sucede con la pérdida de biodiversidad y naturaleza? Desde la pandemia global del coronavirus, la incorporación del riesgo que el declive y desaparición de la naturaleza suponen para las empresas y organizaciones está cobrando más protagonismo. Los bancos centrales ya están reconociendo la necesidad de considerar las implicaciones de la pérdida de biodiversidad en la economía para mantener la estabilidad monetaria y financiera [1]. La comunidad inversora y los reguladores demandan cada vez más una mayor transparencia por parte de las empresas, instituciones financieras y organizaciones en materia de riesgos relacionados con la naturaleza [2]  y los consumidores piden una mayor claridad sobre el origen de los productos y servicios que consumen.

Al menos un tercio de nuestras soluciones climáticas deben provenir de la naturaleza, sin embargo, se está erosionando rápida y peligrosamente. En la flora, la fauna y los minerales se encuentran la base de nuestras cadenas de suministro y sistemas alimentarios, pero, están siendo dañados a un ritmo alarmante por las mismas empresas que dependen de ellos para sobrevivir. La pérdida de biodiversidad es un riesgo para la propia biosfera, el principal generador de valor del planeta. Es una amenaza existencial y un riesgo sistémico para nuestra estabilidad financiera mundial.

El Comité Técnico econsideró que para dar solución a la crisis climática hay que abordar la pérdida de naturaleza. En este sentido, en los últimos años se están produciendo fuertes señales políticas que abogan precisamente por avanzar en esta dirección, por ejemplo: en su comunicación conocida como “G7 Nature Compact 2030”, los miembros del G7 reconocen que «el cambio climático es una de las causas claves de la pérdida de biodiversidad, y que proteger, conservar y restaurar la diversidad biológica es crucial para luchar contra el cambio climático». Por su parte, en el Compromiso de los Líderes por la Naturaleza (firmado por 94 jefes de Estado), las naciones firmantes reconocen que «la pérdida de biodiversidad se ve acelerada por el cambio climático y al mismo tiempo lo exacerba, al debilitar la capacidad de la naturaleza de secuestrar o almacenar carbono y adaptarse a los impactos del cambio climático», y el Pacto Global Climático de Glasgow de la COP 26, enfatiza la importancia «de proteger, conservar y restaurar la naturaleza y ecosistemas para lograr el objetivo de temperatura del Acuerdo de París, incluso a través de bosques y otros ecosistemas terrestres y marinos que actúan como sumideros y reservorios de gases de efecto invernadero y protegiendo la biodiversidad, al mismo tiempo que se garantizan salvaguardias sociales y ambientales».

En esta Sesión Técnica se pudo comprobar que para poder evaluar el auténtico valor que representa la naturaleza para las economías y sociedades, es necesario contar con un marco adecuado que sea lo suficientemente amplio para poder ser aplicado de forma generalizada en todo el mundo, pero que también sea capaz de cubrir las especificidades locales.

El año 2022 fue testigo de un gran impulso del nexo naturaleza-finanzas, con bancos, aseguradoras e inversores reconociendo la necesidad de prepararse para el Marco Global de Biodiversidad, que previsiblemente será adoptado en Montreal (Canadá) en la COP 15 del Convenio de la Diversidad Biológica en diciembre.

Se conoció cómo afecta a las empresas y organizaciones la utilidad del marco sobre gestión y divulgación de riesgos y oportunidades relacionadas con la naturaleza en el que está trabajando el Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras Relacionadas con la Naturaleza (Task Force on Nature-related Financial Disclosure, TNFD). Después del lanzamiento de las versiones beta v01 y v02 del marco en marzo y junio de 2022, respectivamente, planea lanzar las v03 y v04 en noviembre de 2022 y febrero de 2023, antes de la presentación de la versión final de las recomendaciones del TNFD en septiembre de 2023.

Puedes disponer del resumen de la sesión elaborado por los voluntarios de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) pinchando aquí

Más información en:































Este proyecto Conama cuenta con la financiación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria pública de subvenciones a entidades del Tercer Sector para actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación